scott-webb-253495-unsplash-987581-edited.jpg

Por qué no es tan dramático volver de vacaciones

Septiembre y octubre significan, para mucha gente, el momento de volver al trabajo y por lo tanto a la vida real. 
Sofia J. Valls

Septiembre y octubre significan, para mucha gente, el momento de volver al trabajo y por lo tanto a la vida real. 

Después de algunos días con familia y amigos, comiendo como si no hubiera mañana y probablemente bebiendo indecentes cantidades de alcohol, de repente la realidad nos azota y nos damos cuenta de que tenemos una vida y unas responsabilidades a las que hay que volver. 

Pero, ¡que no cunda el pánico!; aquí hay 7 razones por las que creo que volver de vacaciones no está tan mal:

1) Sentirse refrescado

Lo creas o no, después de unos días de descanso en los que tu mente reposa, ayuda a estar más concentrados. Tu cerebro se hace más avispado cuando desconecta así que cuando vuelvas al trabajo descubrirás cómo ser más eficiente y rápido. 

2) Mirar a las cosas con perspectiva

Siguiendo lo anterior, si de verdad eres capaz de desconectar cuando estás de vacaciones, volver te hará ver las cosas con perspectiva. Si te fuiste dejando cuestiones sin resolver, este es el momento de ver que la respuesta correcta siempre estuvo delante de ti.

3) Tienes otros 365 días para hacer las cosas correctamente

Si el año pasado antes de las vacaciones de verano no fue el mejor y constantemente estás pensando en el "¿y si..?." usa esta "vuelta al cole" para hacer las cosas bien. Empieza un nuevo capítulo, olvídate de los errores y empieza mirando hacia delante.

4) Volver a tu hogar

Si amas tu espacio tanto como lo amo yo, volver de vacaciones a tu casa es uno de los mejores sentimientos. Volver a dormir en tu cama, poder pasearse desnudo, comer cuando y como quieras, cantar en la ducha... Especialmente si has estado en casa de tu familia estas navidades, el sentimiento de libertad cuando vuelves a tu casa crece exponencialmente.

5) Vuelve a ser aceptable ser anti-social

Con todas las celebraciones y fiestas probablemente no has tenido mucho tiempo para ti. Incluso si has tenido tan solo unos días libres, inevitablemente se nos arrastra a ver a aquel amigo del pasado o a aquella tía que solo ves una vez al año. Me encanta volver para finalmente desconectar todas las notificaciones del Whatsapp.

6) Encontrarse con amigos y compañeros que de verdad echaste de menos

Incluso aunque vuelva a ser aceptable ser anti-social, también volverás a ser libre de encontrarte con la gente que realmente quieras ver y aquellos a los que de verdad echaste de menos cuando estabas fuera. Incluso aquel compañero de trabajo que habla demasiado. Simplemente es genial estar de vuelta en tu zona de confort.

7) Guarda los buenos recuerdos, comparte las grandes historias

Al final aquí reside la belleza de viajar y de pasar un tiempo fuera: no solamente disfrutamos del viaje pero también volvemos llenos de historias que contar y de recuerdos que guardar para siempre. 

Escrito originalmente en Enero de 2018

Suscríbete a este blog

More Posts