toa-heftiba-581904-unsplash-116558-edited.jpg

Por estas razones empecé 2018 comiendo en el McDonalds

Cada año, miles de gimnasios en el mundo se preparan para su mes más ajetreado del año. A diferencia de otros negocios retail, los gimnasios no están realmente interesados en la época navideña; en lo que ellos se enfocan es es post-navidad y especialmente el mes de Enero. 
Sofia J. Valls

Cada año, miles de gimnasios en el mundo se preparan para su mes más ajetreado del año. A diferencia de otros negocios retail, los gimnasios no están realmente interesados en la época navideña; en lo que ellos se enfocan es es post-navidad y especialmente el mes de Enero. 

Pero, ¿por qué?

Al igual que muchos otros negocios, los gimnasios se enfocan en una estrategia de marketing basada en las emociones. Si compras esos tacones es más que nada porque te gustan, pero también porque quieres proyectar cierta imagen sobre ti misma, ¿correcto?

Los gimnasios hacen el 40% de sus  ventas anuales en Enero por dos factores:

  • La gente se siente culpable después de los excesos navideños
  • El principio del año suele ser representado en nuestra sociedad como un nuevo comienzo y como un momento de cambio. He aquí otra estrategia de marketing.

De todas formas, como ya debes saber, en Febrero el 30% de los nuevos miembros de un gimnasio dejan de atender y en Abril este número está cerca del 50%.

Es por esto que todas las ofertas de gimnasios son siempre más fuertes en Enero, sobretodo aquellas que ofrecen una subscripción anual. Los gimnasios saben que la fiebre de Enero desaparecerá en los meses siguientes.

Después de muchos años siendo parte de este 50%, me di cuenta de que la razón por la que la gente falla en sus objetivos de ponerse en forma cada año (algo que también suele formar parte de los compromisos del Año Nuevo) es porque estos objetivos son poco realistas.

El hecho de que sea 1 de Enero, no significa que algo mágico ocurre y tu cerebro y cuerpo hacen click y de repente te sientes con ganas de despertarte a las 6 de la mañana y hacer 50 sentadillas. 

Si nunca has hecho este tipo de ejercicio físico o pocas veces has puesto un pie en el gimnasio, esto no va a funcionar porque, de nuevo, es poco realista.

Lo que es realista es encontrar razones de peso. Una razón última que te ayude a entender por qué haces lo que haces. ¿Por qué quieres de verdad empezar a ir al gimnasio? Para estar más fuerte, más delgada, vale, pero... ¿por qué te gustaría estar más delgada/ser más fuerte?

Si la razón de peso no es suficientemente profunda si no que es tan solo un "me gustaría", entonces tus objetivos no van a ser alcanzados. Y os lo dice la persona que ha empezado la mayor cantidad de dietas y proyectos para dejarlos después de un mes... así que se bastante sobre ser poco constante.

Otra razón por la que fracasarás en tus proyectos es porque no tienes objetivos claros. Igual necesitas preguntarte: ¿Cuántos kilos me gustaría perder? ¿En cuanto tiempo? ¿Haciendo el qué? Haz que tu objetivo sea claro y realista.

Como tu, yo también quería estar más delgada y ser más guapa pero el Año Nuevo no va a hacer que cambie mis hábitos de un día para otro. 

En vez de sentirme culpable cuando me desperté el 1 de Enero con toda la resaca; en vez de pensar en todas las cosas que faltaban en mi vida, me desperté sintiéndome agradecida por las buenas cosas que a día de hoy forman parte de mi vida.

Es por ello que, cuando me desperté el 1 de Enero a medio día sonreí porque me despertaba al lado de la persona que quiero. Lo siguiente que hicimos fue vestirnos y matar la resaca a base de cheeseburgers de un euro y nuggets.

Nunca me sentí mejor.

Escrito originalmente en Enero de 2018

Suscríbete a este blog

More Posts